¿Quieres ver un piojo?

Observa con atención estos pequeños bichos por si un día los ves en la cabeza de tus hijos

Observa con atención estos pequeños bichos por si un día los ves en la cabeza de tus hijos

Imaginamos que tu respuesta más inmediata será un no rotundo. ¿Quién quiere ver un bicho que nos resulta tan desagradable? Pues tendrás parte de razón, pero tal vez te ayude a identificarlo sin dudar el día que creas que hay un caso de pediculosis en tu familia. Y si es así… ¡tendrás que verlo igual!

Venga, échale un vistazo sin pudor a la foto que acompaña este artículo. Esos cuatro bichitos que se ven son piojos recién extraídos de una cabeza de un niño al que le hicimos un tratamiento en None On Top. Fíjate especialmente en el que hemos señalado con una flecha roja porque es el que mejor se ve.

Aunque en esta foto no se aprecie su tamaño, los piojos adultos no miden más de 4 milímetros y tienen un color gris claro o parduzco. Tienen seis patas que terminan en una garra con la que el piojo se aferra al pelo y que hacen imposible que puedan saltar.

Como puedes ver con claridad, los piojos no tienen alas, así que tampoco vuelan de cabeza en cabeza. El contagio se produce por contacto directo con una cabeza infestada, porque aunque tengan un tamaño tan pequeño y unas patas cortas son muy hábiles desplazándose a través del pelo.

Resulta imposible verle la boca con la que se alimenta de nuestra sangre a través del cuero cabelludo, tiene la capacidad de perforarlo y chupar. La sustancia que inoculan los piojos en cada mordisco es la que hace que se produzca el picor en la cabeza.

Ya ves, así de simples son estos parásitos que nos traen de cabeza. Sabemos que llevas un rato con una sensación horrible de picazón en todo el cuerpo, es normal, nos pasa a todos las primeras veces que vemos un piojo tan de cerca.

En None On Top ya nos hemos acostumbrado a mirar a estos parásitos. Si tú no te atreves, deja tu cabeza en nuestras manos.

Pelo limpio y piojos

Pelo limpio o sucio es lo de menos para los piojos.

Hay una creencia, erróneamente extendida, de que los piojos únicamente viven en aquellas cabezas que tienen el pelo sucio. Nada más lejos de la verdad. El pelo limpio les gusta igualmente.

La falta de higiene no es una causa de contagio de piojos, no hay ninguna relación entre la pediculosis y el pelo sucio. Esta deducción, que puede parecer insignificante, es la que lleva a que, en muchos casos, no se comunique que se tienen piojos por vergüenza a ser señalado y apartado en el colegio.

Debemos recordar que los piojos son parásitos que se alimentan de sangre humana a través del cuero cabelludo. Viven entre nuestro pelo y adhieren sus liendres al cabello con una sustancia que actúa como una especie de pegamento. Del mismo modo que hemos comentado que el tipo de pelo, si es liso o rizado, les da igual no suelen hacer tampoco distinción teniendo en cuenta las veces que su huésped se lava la cabeza.

Es cierto también que el agua y el champú normal no sirven para asegurarse de que el contagio no se vaya a producir, ni tampoco para que se desprendan de nuestra cabeza si ya nos hemos infestado. De hecho, los piojos tienen capacidad para sobrevivir sumergidos en el agua y, según parece, se agarran más fuerte aún al pelo cuando entran en contacto con el agua.

Así que en ningún caso los piojos están relacionados con tener o no unos hábitos de higiene. Revisar periódicamente la cabeza de tus hijos y pasar la lendrera de forma habitual será la forma más segura de descartar que estos bichos indeseables hayan llegado a tu familia.

Mamá, tengo piojos

Cuando tu hijo te alerta de que tiene piojos, te pones manos a la obra para acabar con la infestación

Cuando tu hijo te alerta de que tiene piojos, te pones manos a la obra para acabar con la infestación

Y cuando no es la nota del colegio la que llega antes es tu hijo quien te hace una afirmación tan contundente que antes de comprobar si es verdad ya te pica a ti todo el cuerpo: “Mamá, tengo piojos”. Sí, lendrera en mano descubres que tu pequeño está en lo cierto y te pones manos a la obra.

Esta vez no se ha librado del contagio a pesar de que pones mucho empeño en seguir unas pautas para prevenir que los piojos lleguen a tu casa. Ni el pelo recogido ni las revisiones periódicas han servido en este caso. Tampoco te habías fijado en que tu hijo se rascaba, aunque el picor ha podido empezar a producirse bastante tiempo después de la infestación. Pues nada, te toca atajar la pediculosis.

Como no es la primera vez que te pasa sabes bien cómo entretener a tu hijo mientras revisas su melena, tienes aceite esencial del árbol de té siempre en casa y una lendrera. Eres de las que cree que el tratamiento tradicional al final es más efectivo, al menos en tu casa no han sido exitosos los productos químicos contra estos parásitos.

Ya sabes también cómo afrontar la limpieza de tu casa por si algún piojo se ha quedado por ahí y pudiera llegar a alguna de la cabeza de tu familia. Aunque no se te pasa por alto que son parásitos y no sobreviven más de 48 lejos de un huésped del que alimentarse.

Y como ante un asunto como los piojos eres responsable y no te da vergüenza alguna informas a toda tu familia y por supuesto al colegio de tu hijo para que todo el mundo pueda tomar medidas ante un posible contagio.

En None On Top te damos un 10 por tu actitud ante la pediculosis.

¿Acabar con los piojos en 2 minutos?

El tiempo que tardes en eliminar los piojos no es lo más relevante

El tiempo que tardes en eliminar los piojos no es lo más relevante

2 minutos es el tiempo que se tarda en acabar con los piojos según dice uno de los tratamientos químicos contra los piojos en su publicidad. 2 minutos… seguramente hay que leerse la letra pequeña para entender mejor este mensaje que en None On Top nos parece imposible de cumplir.

Hace algún tiempo ya nos hablaban de 5 minutos y ahora esta marca nos habla de 2 minutos. También parece que hay un nuevo invento de un casco que promete terminar con estos diminutos insectos. ¡Ojalá fuera así de fácil y rápido! Y sobre todo eficaz porque estamos deseando que alguien descubra el remedio definitivo contra estos parásitos que ocasionan muchas molestias y se contagian con gran facilidad.

Nosotras ya hemos comentado en más de una ocasión que no somos partidarias de los tratamientos químicos porque hemos visto que no tienen buenos resultados. Además, los piojos se están volviendo resistentes ante algunos compuestos lo que hace que sea aún más complicado que nos podamos deshacer de ellos con garantías.

El examen minucioso de la cabeza infestada siempre con ayuda de la lendrera y del aceite esencial del árbol del té, revisando mechón por mechón y con la experiencia que en None On Top tenemos en ello suele durar alrededor de una hora. Consulta nuestras tarifas y decide tú mismo qué te compensa más.

Cómo afrontar el contagio de piojos desde las aulas

Es importante seguir las pautas que se den desde el colegio ante el contagio de piojos

Es importante seguir las pautas que se den desde el colegio ante el contagio de piojos

En None On Top somos muy conscientes del trabajo que se realiza en los centros educativos para prevenir y atajar el contagio de piojos. Las aulas son un lugar común de contagio simplemente porque hay una gran presencia de niños y pasan muchas horas juntos. La información que se da desde las aulas sobre estos parásitos suele ser buena con el objetivo de eliminar mitos y tabúes y aconsejando a las familias en la prevención y cuando ya se ha producido el contagio.

Todos los padres temen que su hijo llegue a casa con la nota del colegio anunciando que hay piojos en clase, pero esa comunicación es imprescindible para terminar con el problema. Del mismo modo que también deben ser los padres los que no duden en comunicar al centro escolar que su hijo tiene pediculosis para que el resto de las familias puedan también tomar las medidas oportunas.

En None On Top creemos que sería recomendable que a principios de curso los padres recibieran una pequeña charla por parte de los profesores en la que se abordara este tema que tantos quebraderos de cabeza produce durante el curso. Los centros escolares tiene un papel importante a la hora de dar a conocer la realidad del contagio de piojos: afecta a todos los niños por igual, no hay que causar una gran alarma y se debe hablar a los niños de este problema con naturalidad.

Los profesores conocen de primera mano la necesidad de atajar el contagio de estos parásitos cuanto antes y pueden informar a las familias sobre las recomendaciones para prevenirlo. Desde None On Top aportamos nuestra experiencia a aquellos centros escolares que nos lo solicitan dando charlas sobre estos parásitos que tan bien conocemos.

Así que si un día de estos recibes esa nota hablando de los piojos… sigue al pie de la letra sus pautas porque tú también eres parte importante para acabar con el problema.