Limpiador de hogar contra los piojos

No necesitarás ningún producto especial para librarte de los piojos en tu casa

No necesitarás ningún producto especial para librarte de los piojos en tu casa

Seguro que, igual que nos ha pasado a nosotras, como padre preocupado por la llegada de los piojos a tu familia no te ha pasado desapercibido el anuncio en televisión de un producto para eliminar los piojos de tu hogar. Y seguro que hasta te has planteado comprarlo o al menos has buscado información sobre ello en Internet.

En None On Top no pretendemos cuestionar la eficacia de estos productos, estamos seguras de que sus fabricantes saben bien lo que se traen entre manos, igual que en su momento hablamos de los coleteros contra los piojos. Pero sí que nos planteamos si son necesarios o existen otras posibilidades para erradicar los piojos, en este caso de tu casa, cuando se ha presentado la pediculosis en tu familia. Y hay alternativas, si no fuera así ¿cómo hemos hecho hasta el día de hoy para que no quedara ni un bicho indeseable en nuestro hogar?

Ante todo debemos tener clara una cosa, los piojos son parásitos y por lo tanto necesitan de su huésped para poder sobrevivir. Fuera de nuestra cabeza y lejos, por tanto, de su alimento tan solo resistirían unas 48 horas.

No es fácil que se encuentren piojos en sábanas, toallas, tapicerías… pero sí que es normal que se haga una limpieza exhaustiva tras una infestación, para prevenir una continuación del contagio si alguno de estos parásitos se hubiera quedado “escondido” esperando un nuevo lugar en el que vivir. Para ello puedes lavar la ropa a 60 grados, la elevada temperatura no dejará rastro de estos animales, o meter en bolsas cerradas durante un par de días o tres aquellas prendas u objetos que no se puedan lavar, si hubiera algún piojo moriría tras no tener de qué alimentarse.

Por supuesto, una limpieza concienzuda de toda la casa ayudará en gran medida a asegurarnos que no queda ni un bicho vivo. Y en el caso de los peines, puedes lavarlos con amoniaco, aclararlos y volver a utilizarlos sin problema.

Como ves no es necesario el uso de ningún producto para librarte de los piojos en tu casa. Desde luego, lo importante será que no los encuentres en la cabeza de tus hijos para que no tengas que preocuparte también por cómo deshacerte de ellos en tu casa.

Y si necesitas ayuda, ya sabes dónde encontrarnos. ¡Deja tu cabeza en nuestras manos!

Los piojos ni saltan ni vuelan 

Como los piojos ni saltan ni vuelan, se contagian por contacto con una cabeza infestada

Como los piojos ni saltan ni vuelan, se contagian por contacto con una cabeza infestada

Pues no. Los piojos ni saltan ni vuelan.

Si eres seguidor de este blog seguro que esta afirmación te parece una gran obviedad porque nos lo habrás oído decir en muchas ocasiones, pero a día de hoy mucha gente desconoce este dato tan básico y siguen pensando que estos parásitos llegan a nuestro pelo gracias a sus alas o su gran capacidad de salto.

Nada de eso. Estos pequeños insectos no tienen alas y por tanto no vuelan y tampoco son capaces de saltar. Sin embargo, a pesar de sus dimensiones reducidas se desplazan a gran velocidad a través del pelo en el que viven. Esta cualidad es la que hace que el contagio se produzca con cierta facilidad.

Y para ello es necesario por tanto que exista contacto directo con una cabeza infestada, es decir, que nuestro pelo se toque con otro que tenga piojos y facilite el paso de estos bichos a nuestra cabeza.

Por este motivo siempre insistimos en la importancia de llevar el pelo recogido para ponerles más dificultades a estos insectos de que se instalen en nuestra cabeza.

Así que si en tu entorno alguien afirma que los piojos saltan o vuelan, ya puedes explicarle cuál es la realidad con respecto a la forma de contagio de piojos.

Bienvenida rutina contra los piojos

Bienvenido en la vuelta a la rutina contra los piojos

Bienvenido en la vuelta a la rutina contra los piojos

Si el verano también te ha servido a ti para relajarte en todos los sentidos, bienvenido al club de los que retoman la rutina contra los piojos cuando llega septiembre y el cole, eso significará que estos molestos parásitos te han dejado disfrutar de las vacaciones y se han tomado días libres en las cabezas de tus hijos.

Pero llega el colegio, los horarios, las rutinas de cada año y con ello vuelve también el temido contagio de piojos porque sí, ellos también suelen llegar por estas fechas a nuestra casa.

Así que si quieres evitar que fastidien esa paz que te han dado los meses de verano, retoma lo antes posible la revisión periódica de la cabeza de tus hijos y pon en práctica las siguientes recomendaciones:

Revisa al menos una vez a la semana el pelo de tus hijos buscando liendres o piojos
Pasa la lendrera de forma habitual por su cabeza, puede ser que se te escape a la vista lo que la lendrera puede sacar a la luz.
Recuerda a tus hijos que no compartan objetos que están en contacto con el cabello como horquillas, diademas, gomas del pelo, toallas, gorras, auriculares…
Recoge el pelo de tus hijas en una trenza para ayudar a que estén alejados del pelo de otro niños en sus juegos y evitar el posible contagio.
Avisa al centro escolar si se ha producido una infestación en tu familia y toma las medidas oportunas para atajar el problema.
Ponte en contacto con nosotras si necesitas ayuda o tienes dudas. ¡En None On Top queremos ayudarte!

Contagio de piojos entre hermanos

El contagio de piojos entre hermanos es algo muy común.

El contagio de piojos entre hermanos es algo muy común.

Al igual que sucede en el colegio con el contagio de piojos entre niños de la misma clase al compartir juegos, ese contagio se puede producir en casa entre hermanos y en None On Top lo vemos con bastante frecuencia en nuestro centro.

Recordamos una vez más que los piojos no saltan ni vuelan, es importante tenerlo presente. La infestación se produce por contacto directo con una cabeza que tenga a estos parásitos como inquilinos o, en menor medida, por compartir objetos que hayan podido ser usados en el pelo.

Los piojos son unos insectos de muy pequeño tamaño, no más de 3 milimetros, pero se mueven con bastante agilidad entre el cabello y son capaces de pasar de una cabeza a otra con rapidez. Por eso es tan importante no dejar de revisar el pelo de nuestros hijos a menudo, porque el contagio se ha podido producir en cualquier descuido.

Los hermanos a menudo comparten juegos al llegar a casa, mesa de estudio, se tumban juntos en el sofá o ven dibujos en la misma táblet. Es muy frecuente que en momentos así puedan juntar sus cabezas y que, si uno de ellos tiene piojos, se produzca el contagio de su hermano.

También puede ser que compartan el mismo peine, horquillas o gomas del pelo, se sequen con la misma toalla… lo que también puede favorecer el contagio.

Está claro que no podemos impedir que esos gestos se lleven a cabo, pero sí que podemos tomar precauciones para erradicar el contagio si se ha producido revisando la cabeza de nuestros hijos con frecuencia.

¡Felicidades madres anitipiojos!

En None On Top queremos brindar un homenaje a todas las madres que se enfrentan a los piojos, ¡felicidades madres antipiojos!

En None On Top queremos brindar un homenaje a todas las madres que se enfrentan a los piojos, ¡felicidades madres antipiojos!

Desde None On Top queremos felicitar a todas las madres en uno de los días más especiales del año para ellas. Pero queremos brindar un homenaje a las mamás antipiojos.

Sí, a esas que revisan cada día la cabeza de sus niños en busca de posibles habitantes indeseados de los que proteger a sus pequeños.

A esas que ante la temida nota del colegio comunicando que hay piojos en la clase, no se amedrentan y se arman de valor lendrera en mano.

A las que les pica todo el cuerpo pensando en los dichosos parásitos y aún así se enfrentan a esa sensación y dedican toda su atención a la melena de su niña.

A aquellas madres que tienen siempre listo su kit antipiojos para evitar una infestación.

También a las que prefieren poner las cabezas de sus hijos en manos de profesionales que erradiquen el problema.

A las madres que llaman a los piojos por su nombre, haciendo frente como se merece a este problema.

A aquellas otras que por primera vez han visto un piojo en la cabeza de su pequeño y que no dudan en mirarlo atentamente para identificar otros posibles parásitos.

En definitiva, queremos felicitar a todas las madres que no huyen ante los piojos sino que se enfrentan a ellos con todas las armas disponibles a su alcance.

¡Felicidades madres anitipiojos!