Unos cuantos juguetes harán que los más pequeños te dejen revisar su cabeza en busca de piojos durante el tiempo que necesites

Unos cuantos juguetes harán que los más pequeños te dejen revisar su cabeza en busca de piojos durante el tiempo que necesites

Revisar la cabeza de cualquiera en busca de piojos no es una tarea ni fácil, ni agradable, desde luego. Ni tampoco es algo que se solucione en cinco minutos, requiere un tiempo que dependerá en gran medida de la melena que haya que revisar y también de la pericia de quien lo haga. Así que está claro que una de las claves del éxito de esta misión consistirá en entretener a tu hijo para que se esté quieto el tiempo que necesites.

Ya te hemos contado en anteriores artículos cuáles son las pautas que debes seguir para enfrentarte a una revisión. Si ya has encontrado un sitio con buena luz, tienes tu lendrera lista, el aceite esencial del árbol de té preparado también y un buen rato para dedicarte a observar con atención el pelo que tienes delante, sólo te falta hacer que tu pequeña víctima tenga tanta paciencia como vas a tener que invertir tú en examinar cada mechón de su cabeza.

Nosotras te podemos contar cuáles son los trucos que nos resultan más eficaces, seguro que son los mismos que se te ocurrirían a ti, ¡no hacemos nada especial! Al fin y al cabo se trata de que estén entretenidos con lo que más les gusta y no se den cuenta de que se han pasado quietos, sin levantar la cabeza, más de media hora seguida.

Una videoconsola o juegos en el móvil es una buena opción. Jugar les vuelve locos y todo el tiempo es poco para ellos. En pequeñas dosis no hay nada malo y también hay algunos juegos que son más educativos, que les ayudan a poner en práctica sus conocimientos o estimulan su imaginación. Seguro que a cambio de dedicar un rato a su juego preferido, ¡no les importa que les mires la cabeza una vez a la semana!

Una serie o película son siempre buenas alternativas a las videoconsolas. Puedes aprovechar para que las vean en inglés, por ejemplo, y así les estarás dando un rato de ocio al tiempo que acostumbran su oído a un idioma que estudian en el colegio. Mientras tú pasas la lendrera incansablemente y esperas no encontrarte ninguna sorpresa, ellos disfrutan y aprenden.

Y, aunque siempre parece que en esta época de la tecnología audiovisual los tenemos más aparcados, no debemos olvidarnos que con un buen libro es fácil no darse cuenta de que el tiempo pasa. Seguramente tu hijo tiene lecturas obligadas en el colegio o está aprendiendo a leer con más soltura o simplemente disfruta de una afición tan buena como esta. Aprovecha que tendrán que estarse quietos un rato largo para animarles a leer en voz alta, puede ser un momento perfecto para dedicarle un rato a la lectura. Aquí te dejamos algunos libros relacionados con los piojos , por si quieres que conozcan más sobre los parásitos que tú no quieres encontrar en su pelo.

En None On Top además tenemos algunos juguetes que, como puedes ver en la foto, hacen las delicias de nuestros clientes más pequeños.

Como ves, seguro que cualquiera de estas posibilidades son tan sencillas que se le ocurren a cualquiera, ¿tienes alguna otra que compartir con nosotros? ¿Cómo entretienes a tus hijos cuando revisas su cabeza?