Separar el pelo en mechones para facilitar la búsqueda de posibles piojos o liendres

Separar el pelo en mechones para facilitar la búsqueda de posibles piojos o liendres

Más de una vez nos habrás oído hablar de lo importante que es la prevención ante el contagio de piojos y que para ello, entre otras muchas cosas, debemos revisar la cabeza de los niños de manera frecuente para comprobar que no tienen ningún habitante indeseado o para coger el problema a tiempo. Habitualmente los padres que acuden a None On Top nos preguntan cómo deben realizar esa revisión de forma correcta y en qué zonas deben fijar más aún su atención. Es muy fácil y cualquiera puede hacerlo teniendo en cuenta un par de cositas.

Como ya os contamos en este artículo, los piojos suelen poner sus liendres (huevos) en las zonas de la cabeza que tienen una temperatura más apropiada para que se desarrollen de forma correcta: muy pegados al cuero cabelludo y sobre todo en la nuca y detrás de las orejas. De todas formas, hay que echar un vistazo al resto de la cabeza para descartar que existan tanto piojos como liendres.

Para comprobar si los piojos se han hecho un sitio entre nuestro pelo, debemos examinar la cabeza sospechosa en un sitio con buena luz y no tener miedo a contagiarnos por el mero hecho de estar haciéndolo, ya que, como os contamos en este otro artículo, nuestros enemigos no saltan ni vuelan. Ayudándonos por un peine de púas finas y con el pelo bien desenredado, si se trata de una melena larga, iremos separándolo por mechones llegando a ver el cuero cabelludo, y fijándonos por si vemos algo que nos haga sospechar que ha habido contagio.

En algunos casos se puede llegar a confundir la caspa con una liendre, ambas son blanquecinas, sin embargo la liendre estará muy pegada al pelo, mientras que la caspa se desprenderá del mismo con apenas un leve soplido. Reconocer a un piojo te costará menos, ya que son más grandes y, si los hay, posiblemente se moverán y entonces sabrás que debes tomar medidas atajar el problema cuanto antes.

Si con esta explicación aún te ha quedado alguna duda sobre cómo debes revisar una cabeza en busca de piojos, desde None On Top te invitamos a ver este vídeo de Guía Infantil, que a veces una imagen vale más que mil palabras.

No hay que olvidar que esta revisión debe ser más o menos periódica, sobre todo cuando seas consciente de que hay piojos rondando cerca. Y si sólo pensar en hacer esta clase de investigaciones te pone los pelos de punta, ¡aquí nos tienes para ayudarte!