Las motitas blancas que se aprecian en la fotografía son liendres de piojo

Las motitas blancas que se aprecian en la fotografía son liendres de piojo

Un piojo suele ser relativamente fácil de identificar, pero ¿sabrías cómo reconocer una liendre? No es una pregunta tan absurda como puede parecer en un principio ya que podemos confundirla con caspa si no la hemos visto con anterioridad y, sobre todo, si no hemos advertido piojos vivos en el pelo de nuestro hijo que nos hagan sospechar que esas motitas en su pelo puedan ser huevos de estos parásitos.

Las liendres tienen un tamaño muy pequeño, entre 0,3 y 0,8 milímetros, forma de grano y un color gris o caramelo cuando la hembra los pone que cambia a blanco cuando han eclosionado. Una gran diferencia con la caspa es que es mientras esta se puede quitar del pelo con un soplido, las liendres están pegadas al pelo debido a la quitina segregada por la hembra piojo que recubre la base de los huevos y la adhiere al cabello. Después de siete días de incubación, la ninfa saldrá de la liendre y ésta seguirá unida al pelo aunque se lave o cepille.

La vida de un piojo no es muy larga, apenas dura unos 20 o 30 días, pero su reproducción sin embargo es rapidísima y cada hembra pone unos 8 huevos diarios por lo que será extraño encontrar tan solo una liendre en una cabeza infestada.

Aunque hay múltiples tratamientos que pueden ser más o menos efectivos con los piojos vivos, las liendres son totalmente inmunes a ellos y su ciclo vital continuará a menos que se tomen otra serie de medidas para deshacerse del todo de estos molestos inquilinos.

Cepillar el pelo con una lendrera es sin duda el mejor remedio para eliminar tanto piojos vivos como liendres. Las púas de este peine están tan juntas entre sí que ayudan a despegar los huevos del pelo y eliminar así completamente el problema, sin tener que repetir el tratamiento una semana después ni encontrarse de nuevo con una infestación al cabo de unos días. Por este motivo la lendrera es la herramienta más preciada en None On Top y no falta en cada tratamiento.

Para terminar, te queremos mostrar una liendre de piojo tomada con un microtomógrafo, una técnica de fotografía de escaneo de gran resolución que permite ver el interior de los animales.

Aunque ya se sabe que a los piojos ¡mejor no verlos ni de lejos! Pero si tú los has encontrado demasiado cerca, en tu propia familia, ya sabes dónde encontrarnos para deshacerte de ellos. Pídenos cita y te librarás de estos parásitos sin tener que mirarlos.