La actual pandemia hace que veamos con perspectiva el contagio de piojos que tanto nos preocupaba hace bien poco

La actual pandemia hace que veamos con perspectiva el contagio de piojos que tanto nos preocupaba hace bien poco

¿Te acuerdas? Ahora que convivimos con un enemigo mucho más letal, contagioso y atemorizador se nos han olvidado por completo aquellos pequeños insectos que eran nuestra peor pesadilla hace poco más de tres meses.

La vida a veces nos pone en perspectiva y los grandes problemas dejan de serlo al instalarse otros mucho más serios y que nos afectan mucho más como sociedad, en muy diversos ámbitos.

Comparar a los piojos con el coronavirus sería una auténtica ridiculez por nuestra parte, no hay comparación posible ante la pandemia que estamos viviendo. Su contagio masivo y rápido nos hacen pensar también en la velocidad de contagio habitual de los piojos y en su reproducción, pero el enemigo que tratamos en None On Top es minúsculo, pero visible. La lendrera es un arma muy eficaz para poder eliminarlos de la cabeza de su huésped. Y, aunque estos parásitos ocasionan muchísimas molestias a quien sufre de pediculosis, no constituyen ningún riesgo para su salud, más allá de picores o algún sarpullido, efectos secundarios que, ante la realidad actual, casi nos da vergüenza admitir.

Quien ahora esté sufriendo una pediculosis lo considerará un problema, claro que sí, pero estamos casi seguras de que, en un futuro no tan lejano, sufrir a estos parásitos cobrará una importancia relativa.

Si los piojos te han acompañado durante el confinamiento y necesitas ayuda profesional, pídenos cita previa. Trabajamos con todas las medidas higiénico-sanitarias recomendadas.