Familia de piojos, varios piojos de diferentes tamaños

Familia de piojos, varios piojos de diferentes tamaños

Pues sí, en menos de dos semanas un piojo solitario en una cabeza se ha podido convertir en más de 70 si no hemos tomado las medidas apropiadas. Esto es así porque su capacidad reproductiva es muy elevada y en cuestión de quince días un simple huevo será un piojo maduro con capacidad reproductiva, lo que aumentará exponencialmente la cantidad de estos bichitos indeseables.

Un piojo hembra puede poner de ocho a diez liendres o huevos al día. Estas liendres se convertirán en ninfas en cuestión de una semana y serán piojos adultos cuando hayan pasado otros siete días. Así que si hacemos unos cálculos rápidos nos daremos cuenta de que en dos semanas aquel piojo solitario es ahora una familia muy muy numerosa con hembras con capacidad de reproducción, que seguirán aumentando la descendencia con gran rapidez.

Si sospechas que tu hijo puede tener piojos, busca los huevos muy próximos al cuero cabelludo en la zona de la nuca y detrás de las orejas. Para desarrollarse, estos parásitos necesitan una temperatura entre 22º y 36º, por lo que las dos zonas que hemos mencionado son las más apropiadas para ello y donde podrás ver un mayor número de liendres.

La elevada capacidad reproductiva de los piojos y el periodo tan corto en el que se convierten en adultos son el motivo principal por el que en None On Top hacemos siempre hincapié en lo realmente importante que es una detección temprana. ¡Cuanto antes atajemos el problema será mucho mejor!

Y ya sabes que si no te sientes capaz de ser tú misma la que le quite los piojos a tus hijos, nosotras estamos aquí para ayudarte. Deja tu cabeza en nuestras manos.