En None On Top estamos enamoradas de nuestras lendreras, son el mejor aliado contra los piojos.

En None On Top estamos enamoradas de nuestras lendreras, son el mejor aliado contra los piojos.

¿Por qué no enamorarte de tu lendrera? El amor es libre, es un sentimiento incontrolable, una fuerza que mueve montañas y que derriba barreras… ¡y tu lendrera merece un lugar especial en tu vida!

Se lo ha ganado, ¡no digas que no! Desde que descubriste este artilugio mágico has contado con ella diariamente para que te hiciera partícipe de las buenas o malas noticias en cuanto a la pediculosis de tu familia. No ha fallado nunca, allí estaba tu lendrera el día que descubriste por primera vez que ciertamente te picaba todo el cuerpo al encontrar piojos en la cabeza de tu hijo. Y ella misma fue quien te ayudó a salir de semejante situación complicada y no decayó con la larga melena de tu hija.

Mechón a mechón te ha acompañado en tus peores ratos y ha dejado esa cabeza libre de piojos y liendres con gran facilidad. Sus púas tan juntitas son su mejor secreto para que entre ellas no se cuele ni una mínima liendre, las arrastra con gran profesionalidad y acaba con el futuro de ese insecto que hubiera hecho de las suyas en tu cabeza.

Y si había una recaída por un nuevo contagio, allí estaba la lendrera para trabajar duro y aliviar los picotazos del cuero cabelludo. Has confiado en ella cada mañana cuando veías con alivio que salía limpia una y otra vez. Ha sido una gran compañera y una amiga fiel.

Desde luego en None On Top sentimos algo muy muy especial por nuestras lendreras. ¡Y estamos seguras de que no somos las únicas!