Las posibilidades de contagio de piojos aumentan en las familias numerosas

Las posibilidades de contagio de piojos aumentan en las familias numerosas

Si los piojos han hecho acto de presencia alguna vez en tu familia, probablemente poco más tengamos que explicarte a continuación, si por el contrario a día de hoy te has ido librando de la presencia de estos parásitos entre los miembros de tu familia, tienes suerte, pero no por ello dejes de leer este artículo.

La capacidad y velocidad de reproducción de los piojos la hemos comentado en un montón de ocasiones, igual que también hemos hecho hincapié en la facilidad de contagio que supone el simple contacto con una cabeza infestada o la posibilidad de padecer pediculosis si se comparten objetos que han tenido contacto con el pelo como horquillas, diademas, coleteros, capuchas, pelucas de algún disfraz, toallas…

Si mezclamos ambos elementos y pensamos en la realidad de una familia, nos damos cuenta en seguida de que las posibilidades de contagio aumentan a medida que aumentan los miembros de la familia. Por eso decimos que si tienes una familia numerosa es mucho más sencillo que puedas encontrarte con piojos numerosos y que las posibilidades de contagio se multipliquen por la cantidad de niños que haya en tu casa, ¡sin libraros ni tú ni tu pareja!

Así que en una familia numerosa se deben incrementar las medidas de prevención para mantener alejados los piojos con mayor seguridad. Pasar la lendrera a menudo, revisar sus cabezas, estar atento a cualquier picor o molestia, confiar en el aceite esencial del árbol del té y atajar el contagio con rapidez cuando se haya producido.

Con estas pautas seguramente tu familia numerosa tendrá menos probabilidades de recibir la visita indeseada de estos parásitos que se presentan siempre sin haber sido invitados.