Como los piojos ni saltan ni vuelan, se contagian por contacto con una cabeza infestada

Como los piojos ni saltan ni vuelan, se contagian por contacto con una cabeza infestada

Pues no. Los piojos ni saltan ni vuelan.

Si eres seguidor de este blog seguro que esta afirmación te parece una gran obviedad porque nos lo habrás oído decir en muchas ocasiones, pero a día de hoy mucha gente desconoce este dato tan básico y siguen pensando que estos parásitos llegan a nuestro pelo gracias a sus alas o su gran capacidad de salto.

Nada de eso. Estos pequeños insectos no tienen alas y por tanto no vuelan y tampoco son capaces de saltar. Sin embargo, a pesar de sus dimensiones reducidas se desplazan a gran velocidad a través del pelo en el que viven. Esta cualidad es la que hace que el contagio se produzca con cierta facilidad.

Y para ello es necesario por tanto que exista contacto directo con una cabeza infestada, es decir, que nuestro pelo se toque con otro que tenga piojos y facilite el paso de estos bichos a nuestra cabeza.

Por este motivo siempre insistimos en la importancia de llevar el pelo recogido para ponerles más dificultades a estos insectos de que se instalen en nuestra cabeza.

Así que si en tu entorno alguien afirma que los piojos saltan o vuelan, ya puedes explicarle cuál es la realidad con respecto a la forma de contagio de piojos.