Los productos no destinados a tratar los piojos pueden resultar muy tóxicos para nuestro organismo.

Los productos no destinados a tratar los piojos pueden resultar muy tóxicos para nuestro organismo.

La reciente noticia del fallecimiento de una niña de 5 años en Montenegro al tratar el contagio de piojos que padecía con un insecticida de uso agrícola nos ha puesto los pelos de punta en None On Top. Da igual lo lejos que nos encontremos espacialmente de este país europeo, lo grave son las consecuencias que ha supuesto por una infestación que hubiera podido resolverse sin un final tan trágico para la menor.

Por este motivo nos vemos de nuevo en la obligación de recordar que existen productos específicos para el tratamiento de la pediculosis, tanto naturales como farmacéuticos, y que tan solo estos deben ser utilizados para luchar contra los piojos.

Si opta por los tratamientos naturales, en None On Top recomendamos el aceite esencial del árbol del té por sus propiedades anti parasitarias, combinado con el uso de una buena lendrera para eliminar todas las liendres adheridas al cabello.

Aunque nosotras no somos partidarias de los productos químicos porque no nos han resultado eficaces, podrás encontrar una amplia variedad de marcas en la farmacia y deberás seguir sus indicaciones de aplicación en cada caso.

También existen otras opciones más recientes como coleteros anti piojos. En este artículo te decimos qué deberías tener en cuenta si quieres utilizarlos como medio de prevención contra estos parásitos.

Bajo ningún concepto utilices productos recetados por el veterinario para los piojos de tus mascotas. Son tratamientos indicados únicamente para animales y podrías exponer a un riesgo innecesario a tu hijo.

Trata de evitar productos que contengan lindano, tal y como te hemos contado en otras ocasiones su uso puede tener efectos adversos y, de hecho, fue prohibido hace años por su riesgo para la salud.

En general, como has podido ver, nuestras recomendaciones son de lo más lógicas, pero ante un caso como el que hemos comentado al principio no está de más señalarlas de nuevo para evitar que sucedan cosas semejantes.