Esconderse por tener piojos no es la solución

Esconderse por tener piojos no es la solución

El tabú tan generalizado que existe acerca de los piojos nos parece un tema preocupante, que hay que abordar con toda la seriedad que requiere y tratar de llenar el espacio que ocupa ese mito con información veraz acerca de estos insectos. Si tienes o has tenido piojos, si los afectados son tus hijos o familiares cercanos… no debes sentir vergüenza, no quieras esconderte u ocultar algo que, lamentablemente, es más común de lo que puedas imaginar y que más bien nada tiene que ver con la higiene personal.

En None On Top creemos que debemos hacer desaparecer esa leyenda negra acerca de los piojos y consideramos que todos tenemos muchos que hacer en este aspecto. Entendemos mejor que nadie que se trata de un bicho desagradable por el mero hecho de que vive en nuestro propio cuerpo y se alimenta de nuestra sangre, porque se reproduce con mucha rapidez y en poco tiempo podemos tener una familia numerosa viviendo en nuestra cabeza (consulta este artículo para conocer más datos acerca de la reproducción del piojo) y porque, por el momento, no existe una vacuna o remedio infalible que evite que nos podamos contagiar en repetidas ocasiones.

El error de identificar los piojos con la falta de higiene

Todo esto es cierto, como insecto parásito necesita del ser humano para sobrevivir, nuestro olor corporal le atrae sobremanera y entre nuestro pelo encuentra las condiciones ideales para desarrollarse. Pero, como comprobamos en None On Top cada día a través de nuestros clientes, su supervivencia no está relacionada con la higiene, es más, parece ser que el pelo limpio es un refugio perfecto para ellos. No podemos identificar al piojo con la falta de aseo por lo que esa no es una excusa para escondernos.

Si nos preguntas qué afecta entonces, la verdad es que no tenemos la respuesta certera. Es como los mosquitos, hay gente a la que la acribillan y otros de los que pasan de largo. Pero nadie se avergüenza de ello porque, entre otras cosas, no se ha construido un mito a su alrededor.

Entre las recomendaciones que damos a los clientes que nos las piden siempre, siempre, siempre hacemos hincapié en lo importante que es avisar al colegio para que los niños del entorno puedan tomar las medidas oportunas y así evitar una infestación tras otra. Comprendemos la alarma que se genera cuando tu hijo sale del colegio con una nota en la que se nombra a los piojos, pero si los padres tienen la suficiente información y saben cómo afrontar el problema se evitará que los niños pasen un mal rato y sean señalados por los demás.

Por este motivo, también creemos que en el colegio se debería realizar una labor divulgativa con el mismo objetivo: desmitificar a los temidos piojos. En None On Top hemos dado alguna charla para los padres en los colegios y guarderías que nos las han solicitado, pero dentro del aula quizá también habría que dar a conocer a los piojos y cómo evitar su contagio. En este sentido queremos destacar la labor realizada en el aula de tres años del CEIP Miguel Hernández de Brenes, una localidad sevillana, en la que los alumnos compartieron información acerca de los piojos.

Quizá es una forma de empezar a borrar la historia que acompaña a los piojos, al menos con los datos precisos será más complicado incrementar el bulo y transformaremos la vergüenza en conocimiento.