En la vuelta al cole, pon en práctica unas sencillas recomendaciones para mantener lejos a los piojos

En la vuelta al cole, pon en práctica unas sencillas recomendaciones para mantener lejos a los piojos

Llega septiembre, llega el colegio y vuelve None On Top insistiendo, recordando y dejando claras una serie de recomendaciones para, un curso más, lograr librarnos de los piojos o saber cómo afrontar el contagio, en el caso de que se produzca. Sí, ya sabemos que hay familias que han sufrido también este verano con la aparición de estos huéspedes indeseados y que el colegio no es más que otro punto posible de contagio, pero no está de más, incluso pecando de pesadas, recalcar unas medidas de prevención.

Posiblemente lo primero que nos preocupa es que nuestro hijo resulte infestado en el colegio, pero pocas veces caemos en la cuenta de que podría ser él mismo el foco de contagio. Así que en None On Top consideramos muy importante realizar una revisión de la cabeza de nuestros hijos antes de comenzar las clases para verificar que está todo bajo control. Si tienes dudas sobre cómo hacer frente a semejante tarea, échale un vistazo a este artículo que puede servirte de ayuda.

Informar en el colegio si descubres que tu hijo está contagiado es una de nuestras principales recomendaciones que, por vergüenza, muchas veces cuesta poner en práctica. Esconder este hecho puede suponer que el contagio se extienda por el resto de la clase y que resulte mucho más complicado atajar el problema.

Conocer las características de estos parásitos es de vital importancia para saber qué debemos hacer para evitar el contagio. Una y otra vez insistimos en que los piojos no vuelan ni saltan de tal forma que el contagio se produce por contacto directo con una cabeza que padezca pediculosis. Así de simple y así de complicado a la vez.

Por este motivo es muy importante que las niñas lleven el pelo recogido en una trenza para evitar al máximo que durante sus juegos se mezcle su pelo y que no compartan diademas, horquillas, gomas, peines, gorras… No se sabe a ciencia cierta hasta qué punto el contagio se puede producir a través de objetos, pero cualquier precaución es poca.

Y sí, como ya habrás pensado, los selfies pueden ser una forma muy sencilla de infestarse. Mantener las cabezas muy juntas favorecerá que los piojos pasen de una cabeza a otra y que una inocente y divertida foto se convierta en la conquista de nuevas tierras para estos parásitos.

Si ya tienes en casa tu kit antipiojos no dejes de sacarle partido al aceite esencial del árbol del té, ya sabes que es un antiséptico con muchas propiedades y que resulta muy desagradable a los piojos actuando con un buen repelente. Pasar la lendrera a diario por la cabeza de tus hijos también te dará tranquilidad al comprobar con rapidez si hay piojos o liendres.

Al menor signo de contagio hay que tomar medidas cuanto antes. La rapidez con la que reproducen los piojos corre siempre en contra del huésped porque, como ya os hemos contado, se puede pasar de tener un simple piojo a 70 en apenas dos semanas.

No esperes más para llevar a cabo estas medidas y llámanos si te surge cualquier duda más. ¡Estamos aquí para ayudarte!