El picor provocado por los piojos es un síntoma que a veces tarda en aparecer

El picor provocado por los piojos es un síntoma que a veces tarda en aparecer

Habitualmente identificamos los piojos con un picor insoportable en la cabeza, pero a veces la llegada de estos parásitos no se manifiesta de forma tan evidente.

Como ya hemos explicado en algunas ocasiones, los piojos son insectos parásitos y como tales se alimentan de la sangre de su huésped, en este caso a través del cuero cabelludo de los seres humanos. La saliva que desprenden en sus picotazos es tóxica y es lo que produce una reacción alérgica en nuestro cuerpo con su consiguiente picor.

Sin embargo, no es de extrañar que esa sensación de picor no sea percibida hasta varias semanas después de que se haya producido el contagio. Esto es así porque, aunque los piojos que reproducen con mucha rapidez, nuestro sistema inmunitario tardará en reaccionar contra las sustancias dañinas que segregan sus mordiscos.

Los piojos suelen tener predilección por la zona detrás de las orejas y la nuca buscando la temperatura idónea para su supervivencia y por eso también ponen sus liendres muy pegadas al cuero cabelludo. Si notas una sensación de cosquilleo en tu pelo, como si algo se moviera en él, no dejes de revisarte aunque nada te invite a rascarte compulsivamente.

Y si has pasado por alto estos primeros síntomas y hace días que te pica la cabeza… posiblemente has sido contagiado de piojos. Si necesitas que te echemos una mano para deshacerte de ellos, recuerda que somos especialistas y nuestro tratamiento es natural, inocuo y eficaz.