Tratamiento natural contra los piojos durante el embarazo y la lactancia

Elegir un tratamiento natural contra los piojos es vital durante el embarazo

Si estás embarazada o dando el pecho a tu bebé y un buen día descubres que los picores de tu cabeza no tienen nada que ver con la revolución de tus hormonas, comienza la preocupación por cómo librarte de los piojos con un tratamiento natural que no afecte a una situación personal tan especial. En None On Top podemos hablar y defender nuestras recomendaciones y forma de trabajar en nuestros centros como un método natural e inocuo para nuestro organismo, por lo que consideramos que puede ser perfectamente apto para mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

Desde que comenzamos nuestra andadura hace casi tres años, en None On Top pusimos en marcha el tratamiento que habíamos comprobado que era más eficaz en nuestra propia familia y que resultó ser el tratamiento más natural y antiguo del mundo: la extracción manual de los piojos y liendres. La lendrera que nos acompaña en cada revisión no es más que un invento modernizado de la que ya se utilizaba en el siglo XVI hecha de marfil o hueso, la actual es de acero inoxidable, como ya te hemos contado en este artículo, pero su objetivo es el mismo que hace 500 años y sus púas tan juntas son su verdadero secreto.

Productos naturales y tecnología para eliminar piojos, seguros durante el embarazo

El aceite esencial del árbol del té es un producto natural con múltiples propiedades. En lo que a nosotros nos ocupa, resulta muy desagradable para los piojos, los ahuyenta y es un buen remedio para combatirlos cuando ya han llegado, porque les hace salir del pelo, y para evitar el contagio. Si quieres saber algo más de este producto natural, te invitamos a que te leas este artículo en el que te damos más detalles.

La tecnología también nos echa una mano para que podamos realizar nuestro trabajo mejor. Una buena luz y una lupa de aumento se convierten en nuestro mejor aliado cuando nos enfrentamos a unos bichos que no miden más de tres milímetros y unas liendres aún más pequeñas, entre 0,3 y 0,8. En None On Top ya tenemos la vista más que acostumbrada a distinguir a estos pequeños seres, pero está claro que la lupa nos facilita la revisión.

Y en None On Top utilizamos también el aspirador profesional LiceSnatcher para terminar el tratamiento y por si algún piojo se nos ha escapado. Como puedes ver, nada de esto puede resultar tóxico o peligroso para nuestro organismo por lo que consideramos que nuestro tratamiento es perfecto para una embarazada, una madre que se encuentre en periodo de lactancia, un bebé,… igual que lo es para nuestros hijos y demás familia.